sábado, septiembre 23, 2006

Turismos residenciales

No todos los turismos residenciales son iguales. Creo que se pueden distinguir por su nivel de rotación. Hay dos modelos bastantes claros: Santa Pola y Benidorm. En Santa Pola predomina un turismo residencial de propietarios, de viviendo sólo y exclusivamente ocupadas por sus dueños, y que cuando estos no están permanecen vacías generando gastos y poco o ningún ingreso o beneficio al destino, y no me refiero sólo al beneficio económico, también hablo de la imagen, triste imagen, que da un destino vacío. En cambio en Benidorm el turismo residencial es mas dinámico, existe una mayor rotación y los propietarios, o son residentes del destino que alquilan su segunda vivienda durante todo el año o son propietarios que disfrutan del destino durante un tiempo y luego dejan su propiedad a una agencia para que la alquile el resto del año. La diferencia es que mientras estas viviendas están ocupadas el destino está vivo y sus visitantes consumen y generan ingresos. Es evidente que tanto en Santa Pola como en Benidorm se dan ambos tipos de turismo residencial, sin embargo creo que en cada uno predomina un tipo determinado como ya he indicado. Quiero añadir que, como ya indicaba el número de abril de la revista Hosteltur, es difícil definir "turismo residencial" y que estos modelos que referenció no recogen todos los tipos que existen, pero sí creo que son modelos básicos y válidos para explicar los problemas que pueden sufrir determinados destinos.

Etiquetas: , ,

3 comentarios:

Blogger Isaac Vidal ha dicho...

Enhorabuena por la iniciativa!! y digo yo que ya era hora!!
Pasaré por aquí a menudo y comentaré tus post. Bienvendo a la blogesfera!

12:37 p. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Muchas gracias, Isaac. Que sepas que el ejemplo tuyo y el de Javier Garcia han sido una inspiracion. Espero estar a la altura de los maestros

2:27 p. m.  
Blogger Javier Varela ha dicho...

Yo un caso que conozco y me toca muy de cerca es el caso de Sanxenxo (Pontevedra) en las Rías Baixas. aquí el turismo residencial es completamente estacional y permanece en su máximo esplendor en los meses de Julio y Agosto (Junio y Septiembre tampoco está mal) aunque en invierno y quizás auspiciado por el clima, permaneceen estado de soledad. Pienso que esto debiera comenzar a cambiar y desestacionalizar el turismo de esta zona con nuevas ofertas y no solo sol y playa porque además Galicia no puede asegurarlo aunque los veranos sean buenos y calurosos. Pueblos abarrotados en verano y solitarios en invierno pienso que no contribuyen lo suficiente al verdadero desarrollo de una comunidad.

5:01 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal