viernes, marzo 28, 2008

Los recursos humanos en el Plan Turismo 2020. (2)

El Plan Turismo 2020, para ser operativo y útil, ha de partir de un análisis cierto de la realidad y en lineas generales lo hace. Así, en el análisis del estado actual de los RRHH dentro del sector determina que:

1.- El empleo turístico es considerado como un empleo de transición hacia otros sectores.
(Esto es así en cuanto que no existe una vocación por el sector turístico, sobre todo entre el personal base. Como consecuencia sólo cabe la retención por una política salarial competitiva y una adecuada aplicación del salario emocional, cosa que no se produce)

2.- Hay carencias formativas, sobre todo en mandos intermedios y personal de base.
(La formación supone esfuerzo, tanto en tiempo como en dinero, es una inversión para el futuro, y si no hay voluntad de permanencia en el sector difícilmente va a haber voluntad de formación. Del mismo modo el empresariado es reacio a invertir en la formación de un personal que retiene con dificultad.)

3.- Ausencia de liderazgo y de políticas adecuadas en RRHH.
(Hay un conocimiento claro del sector y de su situación, pero no parece que exista la voluntad de aplicar políticas correctas a esa situación. La falta de liderazgo hay que entenderla como la ausencia de un compromiso cierto y coherente con la situación dada y la falta de un liderazgo inspirador, responsable y realista, más que uno dogmático y paternalista.)

4.-Necesidad de adaptar el marco legislativo y las figuras de contratación a las características del sector.
(Parece claro que las particularidades del sector, en el que no es una de las menores la estacionalidad de muchos destinos, necesita de figuras jurídicas ad hoc, como ya señala el Libro Blanco de los RRHH de Exceltur.)

5.-Dificultad para cubrir las necesidades de empleo del sector.
(Como resultado de todo lo dicho surge una lamentable ineficiencia a la hora de atraer y mantener talento y de cubrir mínimamente las plazas necesarias para una buena gestión del servicio al cliente.)

No sólo existe un reconocimiento del sector en su conjunto de la mala situación de la que se parte, sino que cada segmento valida este análisis en sus afirmaciones. Así en el Plan de Estrategias del Entorno Empresarial y Profesional se establecen entre las principales lineas de acción "mejorar la formación del Sistema Turístico y las condiciones laborales de los trabajadores, incrementando así la calidad de servicio. Desarrollar también medidas de valorización del empleo y prestigio del turismo, para atraer y retener profesionales."

También el Libro Blanco de los RRHH del lobby empresarial Exceltur, utilizado como uno de los documentos previos de trabajo del Plan, establece las siguientes recomendaciones al sector:


Mejorar la imagen y el atractivo del sector turístico como empleador, de cara a los empleados actuales y futuros. (Es decir, aplicar criterios de employer branding que permitan transmitir una imagen atractiva del empleo turístico, aplicando estrategias de valor ante la sociedad.)

Mejorar la calidad y relevancia de la oferta formativa. (Que la formación sea un elemento de gestión fundamental dentro del sector dotándola de recursos y un diálogo constante entre instituciones educativas e industria).

Desarrollar un marco laboral que facilite el ajuste de oferta y demanda en el sector. (Para salvar las particularidades de la industria turística evitando que sea un sector de "temporeros" y ayudando e integrando a la inmigración para su beneficio mutuo inmigrante-sector de modo que se establezca una relación W2W).

Elevar los estándares de gestión de recursos humanos en la industria. (Que la gestión de los RRHH adquiera el valor que merece dotándola del suficiente prestigio y utilidad como para que hasta las PYMES vean el esa gestión un instrumento útil y valioso).

Las premisas por tanto suponen un estado en el que los RRHH están infravalorados por los empresarios y el trabajo en el sector por los trabajadores.

Es fundamental tener en cuenta que una apuesta por los RRHH es el paso previo a una apuesta por la calidad, por lo que ambas estrategias están fuertemente unidas. Puesto que la calidad y el turismo de la experiencia son apuestas fundamentales del Plan, parece obvio que la adecuada gestión de los RRHH es condición indispensable para su éxito.


Continuará...

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal