martes, septiembre 26, 2006

Turismo sostenible

En una de mis últimas entradas Javier Varela introdujo un tema cuyo tratamiento necesitaría libros enteros, tal vez enciclopedias, para llegar a un mínimo punto en común: el turismo sostenible. Él lo concretaba en Benidorm señalando que éste es un modelo que a largo plazo no es en absoluto asumible, y que, deduzco, tiende a desaparecer. Como quiera que Isaac Vidal, perfecto conocedor de Benidorm, ya ha defendido en una de sus respuestas a este blog ese destino en concreto me gustaría hablar del turismo sostenible en un sentido más amplio.
Creo que estaremos de acuerdo en que un destino, para que sea sostenible, primero ha de ser rentable. No estoy hablando únicamente de rentabilidad económica, que también, sino de rentabilidad como valor mismo del destino, ya sea económico, cultural o medioambiental. Quiere esto decir que el destino ha de ser consciente a qué público (target) va dirigido. Si se busca una rentabilidad económica lo más normal es que trate de complementar un gran número de visitantes con un alto grado de gasto per capita. Si, en cambio, la rentabilidad del destino es meramente cultural o medioambiental (cuevas de Altamira o Doñana) no se mirará tanto el número de visitantes como la sostenibilidad y conservación del destino, que generalmente correrá a cargo de las administraciones públicas, las fundaciones, patronatos, etc...
Sólo en el caso de "destino económico" por llamarlo de algún modo, se podrá hablar de bien económico, producto de mercado. Que en estos casos hay alteraciones del medio es evidente, puesto que un aumento de los viajeros conlleva un aumento de impactos en el medio. La clave está en cómo mantener un equilibrio.
Yo he de reconocer que, medio en broma medio en serio, cuando oigo hablar de turismo sontenible me acuerdo de las meigas, que haberlas haylas pero nadie las ve. Al turismo sostenible le pasa un poco lo mismo: todos sabemos que existe y que es bueno pero no estamos seguros de cómo aplicarlo. Porque teorías hay muchas y muy variadas pero tal vez falte un concepto cierto de sostenibilidad. Porque ¿acaso no es Benidorm un destino sostenible? Isaac ya ha señalado que sí lo es. ¿Pero sostenible respecto a qué? pues respecto a un destino que busca un gran número de visitantes y cuyo entorno puede soportar los impactos que generan. Porque no nos equivoquemos, Benidorm es lo que es no por sus playa o por su clima, sino por la oferta complementaria, por su capacidad para generar atractivos más allá de unas buenas, magníficas playas y de un clima excelente. Su entorno no dispone de excelencias que proteger y el único entorno susceptible de serlo ya ha sido protegido, Serra Gelada.
Por tanto, es necesario que todo destino sepa qué puede ofrecer, a quién puede ofrecerlo, cómo puede ofrecerlo y qué ha de hacer para mantenerlo en el tiempo. Cada destino conoce sus fortalezas y debilidades y el valor que puede ofrecer. Y a veces incluso la aplicación de programas reconocidos de sostenibilidad medioambiental pueden no ser una garantía, o sí.
Aunque, por supuesto, cada uno tiene su opinión.

Etiquetas:

2 comentarios:

Blogger Javier Varela ha dicho...

Excelente post acerca del tema suscitado el otro día. Creo que quizás mis argumentos hayan sido demasiado superficiales y precipitados sobre el tema de Benidorm, pero pienso que en este asunto y en la réplica interesantisima de Isaac Vidal, se han confundio diversos términos acerca de lo que significa el desarrollo sostenible de una comunidad o pueblo. No puedo extenderme demasiado en esta sección de comentarios por lo que publicaré en breve en mi blog mis opiniones acerca del tema. Que conste que tanto unas reflexiones como otras me parecen realmente enriquecedoras y muy interesante mantener debates dialécticos sobre estos temas con profesinales como vosotros. Un placer :-)

4:53 p. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Muchísimas gracias por tus comentarios, Javier. Reconozco que los resultados que está teniendo este blog en su primera semana han superado las expectativas, sobre todo por las respuestas de gente como Isaac y tú.
Estoy deseando leer tu blog para continuar el debate.
Muchísimas gracias por la sinceridad de tus opiniones.

5:07 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal