lunes, julio 02, 2007

El trabajador no deseado

Expansión & Empleo ha facilitado un encuentro cara a cara entre Carmen Recio, directora general de recursos de Orange, y José María Palencia, consejero delegado de Aldeasa, para hablar de Recursos Humanos.
La conversación es muy interesante pero a mi me gustaría centrarme en una frase de Jose Mª Palencia: "Me preocupa la identificación del alto potencial; los no elegidos también hacen
empresa."
Toda organización tiene sus características propias, su ADN, y esto es así nos guste o no, seamos o no conscientes de ello. El problema surge cuando ese ADN se escapa a nuestro control y somos incapaces de darle la forma que queremos. El ADN de una empresa, y lo que es más importante, la visión que de nosotros tiene el cliente, depende sobre todo de los trabajadores. Si hablamos de un hotel este hecho se hace más evidente. Dependerá de nosotros que esos trabajadores se adapten a la imagen que nosotros queremos transmitir. La selección, la formación y la creación de una plantilla dinámica pero asentada en unos valores y una cultura empresarial reconocible permitirá que los "no elegidos", los que vienen a cubrir puestos de urgencia o han entrado gracias a un proceso de selección inexistente, tengan un mínimo peso específico dentro de la compañía.

Si los empresarios son capaces de hacerlo con una alta rotación, adelante. Lamentablemente creo que eso es imposible.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal