jueves, agosto 23, 2007

Por un turismo humano. Declaración de principios.

De un tiempo a esta parte se están produciendo muchos cambios dentro del mundo turístico, incluida su dimensión en Internet. La nueva realidad 2.0 ha supuesto una redefinición de las estructuras estableciendo nuevas relaciones de poder de modo que los clientes han adquirido mayor protagonismo en la confección del producto y en la configuración de los canales de distribución.
No hay más que ver los blogs sobre turismo para estar al día de estos hechos. Pero también, cuando leemos estos mismos blogs vemos que los cambios parecen que se están centrando en aspectos de intermediación, de venta o de posicionamiento en buscadores. Internet está evolucionando desde el instrumento al objeto de la instrumentalización. Internet ha dejado de ser un medio para convertirse en un fin.
Las nuevas realidades tecnológicas están configurando un nuevo tipo de negocio en el que las distancias se acortan, la información es abundante y los competidores aumentan. Es necesario posicionarse, venderse mejor, ser visible para que el cliente que “pase por allí” nos vea y se interese por nosotros. Es necesario crear una nueva forma de vender. Y parece que todos los esfuerzos se centran en ello.
Sin embargo uno tiene la sensación de que olvidamos algo fundamental: el turismo es una creación de los humanos, para los humanos y por los humanos. No importa lo sofisticada que haya sido la estrategia de venta, o lo complicado del plan estratégico, no importa que nuestra página tenga un alto grado de conversión o que nuestro posicionamiento en buscadores haya sido óptimo, al final el turismo es la sonrisa del camarero al servir el café o el error del recepcionista al efectuar el check in o la magnífica comida que sirven en el hotel.
El turismo es mirarse a los ojos, es una relación personal, humana. Y ahí no vales tecnologías, sino que sólo vale la transpiración, el feeling, la improvisación, el matiz.
Nos olvidamos de que el turismo lo hacen las personas cuando se relacionan cara a cara, todo lo demás son preliminares, fundamentales sin duda, pero que no son las experiencias que van a quedar en el recuerdo del viajero.

Etiquetas: ,

3 comentarios:

Blogger AlvarezVal ha dicho...

Juanjo, como has regresado de tus vacaciones!!!!!
Claro que el turismo es cosa de humanos y para humanos!!! pero que lejos se está muchas veces de esa realidad!!! como se desconoce muchas veces, no digo que no haya excepciones notables, que sólo el capital humano es el verdadero factor de competitividad en este sector cuyos dividendos son el producto de la satisfacción en la experiencia de otros humanos!!!!!
saludos
Jesus

9:11 p. m.  
Anonymous Carme ha dicho...

¡Bienvenido de vuelta!

Pues sí, en turismo es fundamental el trato personal. De hecho, y aunque a simple vista podemos no verlo, creo que en los blogs, también.

Sin embargo, es cierto que no se habla mucho de ello mientras que se presta más atención a la tecnología. Bajo mi punto de vista eso no es lo más grave, lo peor es que ése pueda ser el orden de prioridades a la hora de gestionar.

Porque la tecnología es la que nos trae las novedades, se entiende que se hable de ella. Pero la gestión hay que hacerla tanto si se habla como si no, tanto si es novedad como si no. Y el servicio personal resulta que es el menos nuevo, pero no por ello deja de ser fundamental.

Bueno, en todo esto la buena noticia es que las últimas novedades tecnológicas en realidad lo que hacen es posibilitar nuevas formas de relacionarnos las personas.

No te hubiese conocido a ti, Juan, ni estaría hablando ahora contigo de no ser por esta "novedad" tecnológica a la que llamamos blogs.

¡Qué bueno que estés aquí!

7:19 a. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Gracias a los dos por vuestros comentarios. Si es que ya os echaba de menos!!!

11:19 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal