viernes, diciembre 07, 2007

Gestionar la diversidad.

Uno de los mayores activos que puede tener un hotel es una plantilla formada por trabajadores de distintas nacionalidades. La coexistencia de distintas formas de pensar, estructuras mentales y culturas son, si se gestionan adecuadamente, un activo de indudable valor.
Sin embargo esa gestión no suele ser sencilla, principalmente porque no se establecen estrategias previas de coexistencia y se suele caer en el error del etnocentrismo. Expansión & Empleo ha publicado un decálogo para gestionar la diversidad. Personalmente me interesa resaltar sobre todo:

-Ser tolerantes con las diferencias. No podemos caer en juicios preconcebidos ni asumir que lo que no entendemos es una amenaza.

-No caer en el etnocentrismo. Pensar que nuestros procedimientos y valores son mejores es un error de base, porque nos cierra a la posibilidad de nuevas soluciones y mejores ideas.

-Es necesario un adecuado plan de acogida en el que el que entra en la organización disponga de un periodo de aclimatación y aterrizaje de modo que aprenda y comprenda las políticas, culturas y procesos del hotel.

-No discrimine positivamente. Es necesario tratar a todos por igual, independientemente de su procedencia. Si ha habido un correcto periodo de aclimatación no tiene por qué ser necesario ningún tipo de "favor" para un tipo de trabajador. Esto podría poner en contra a los demás trabajadores.

-Tenga en cuenta la diversidad física. No sólo existe la diversidad cultural, también existe la física (personas sordas, mudas...). Tenga en cuenta esta diversidad y provea de los apoyos logísticos necesarios para que exista igualdad de oportunidades para todos.

Si duda en un hotel es muy valioso disponer de una plantilla diversa y flexible. La suma de culturas, diferencias físicas e incluso sociales pueden proveer al hotel de una riqueza de recursos que puede ser fundamental para su posicionamiento. Y permite un mejor aprovechamiento del pensamiento lateral al ofrecer una mayor diversidad de ideas.

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Blogger Nemo ha dicho...

Hola Juan!
Me ha encantado que hables de este tema. Creo que está llegando el momento para las personas "diferentes", sobre todo en una industria que consiste en el contacto personal. En Palma hay un restaurante excelente que junta buena cocina con un personal amable, diligente, profesional y encantador. Es de la fundación Amadip-Esment para la integración laboral. Todo un ejemplo para las empresas.
Un beso.

11:31 a. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Gracias Nemo, la verdad es que yo siempre he pensado que todos somos "diferentes" y que todos tenemos hueco en esto del turismo, sea cual sa nuestra "diferencia"

5:28 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal