viernes, febrero 08, 2008

Por un nuevo enfoque del negocio turístico.

Magnífico el último artículo de Edu Williams. En él viene a decir Edu que es necesario un cambio de perspectiva del modelo turístico, un cambio de mentalidad. Pero no desde el punto de vista del producto final, que también, sino desde el de la formación del producto, el de la fase de concepción y, sobre todo, el de la fase de análisis. Transcribo algunos fragmentos.

Mantener el éxito medido por entrada de turistas es simplemente no tener ni idea de nada. Mantener el éxito medido por el porcentaje de ocupación de las camas alojativas me parece igualmente absurdo (¿éxito de quién? ¿por qué?). Mantener el éxito medido por el gasto turístico me parece más comprensible, pero del todo poco claro para desarrollar un modelo sostenible en el tiempo. Se necesitan más datos. Se necesitan más interrelaciones. Es necesario empezar a medir el gasto turístico (o la productividad de las empresas) de manera distribuido como indicador para la medida del éxito del destino. ¿Da lo mismo que los 90€ que se gastan estén en un solo actor que en varios actores? ¿Da lo mismo que la productividad del destino aumente gracias a la relación de un actor con la demanda que la de otro? ¿Da lo mismo que ese actor esté más relacionado con el destino que el otro? Dar, no da lo mismo. Lo que no quiere decir que ni una cosa sea mejor ni peor siempre, pues dependerá del contexto, pero sin duda es necesario ese dato relacional para la toma de decisiones.

Magnífico. Un nuevo enfoque más actual del análisis turístico. Nos estamos quedando en la superficie, basando nuestros análisis en datos cuantitativos y no profundizando en los datos cualitativos. El éxito se mide en la cantidad, no en la calidad.

Los destinos han de interiorizar que son redes, que son complejos sistemas de relaciones cuya imbricación y funcionamiento conjunto generan la imagen que recibe el visitante. No vale luchar en solitario, formamos parte de un sistema. Porque como dice Edu


El turismo son un conjunto de interrelaciones entre actores (algunos productivas de manera directa y otros no) que aportan valor añadido y competitividad a los destinos.
Si eres un hotel o cadena hotelera, ¿por qué el objetivo es crecer en camas? ¿por qué no crecer en relaciones entre actores complementarios (e incluso entre iguales) que aporten, no sólo valor añadido al producto de cada uno sino también eficiencia en la venta y mejore la productividad?

Etiquetas: ,

3 comentarios:

Blogger Edu William ha dicho...

Gracias Juan. Y te cuento un secreto, el principal objetivo de destinum no es otro que el de convertirse en un laboratorio de datos para este nuevo modelo de analisis del turismo.
una abrazo

1:54 a. m.  
Blogger Joan Gou i Campamar ha dicho...

Sabiendolo yo, ya tengo mis dudas de si seguira siendo un secreto o no...
Felicidades a ambos por la labor.
un saludo.

6:13 p. m.  
Blogger Edu William ha dicho...

;)

10:48 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal