martes, octubre 10, 2006

La importancia de crear valor










Seguramente todos sabrán ya de la inauguración del hotel diseñado por Frank O. Gehry en las bodegas del Marqués de Riscal, en Alava.
El hotel pertenece al grupo Starwood, en su división The Luxury Collection.
Es interesante analizar las ventajas de este tipo de iniciativas, así como su posicionamiento. Para empezar es evidente que va dirigido a un target con gran poder adquisitivo y que valore la calidad y la exclusividad por encima de todo. La singularidad del edificio le da al hotel, por sí mismo un valor añadido al remarcar el caracter exclusivo del proyecto. Por otro lado une varios tipos de turismos:
El enológico al estar en las bodegas del Marques de Riscal. A la estancia se unen visitas a las bodegas, catas y, en definitiva, todo lo que envuelve a la cultura del vino.
El de salud, puesto que se ha creado un complejo de vinoterapia y spa en el que se aplican modernas técnicas de relajación y recuperación.
El rural puesto que, aunque el alojamiento no pueda ser calificado de rural, sí lo es el entorno y la posibilidad de desarrollar visitas con marcado acento rural.
El de golf por tener a menos de 35km dos campos de golf.
Se trata en suma, de un proyecto capaz de aglutinar varias sinergias al poder aunar diferentes targets en función de una acertada política de creación de valores agregados.

2 comentarios:

Blogger Eva Paris ha dicho...

¡Hola! Pues evidentemente los que se alojen en el hotel tendrán los bolsillos bien llenos...
Pero este pasado puente Elciego recibió una avalancha de visitas que simplemente buscaban acercarse al hotel, y es que lo impresionante de su arquitectura vale la pena. No sé si llegaré a disfrutar de las estancias del Marqués de Riscal, y desde luego no de los campos de golf de alrededores, pero cuando vaya por la zona me acercaré para ver el hotel de cerca.
También es turismo de arquitectura, ¿no? Y cómo no, enológico y gastronómico, que toda la zona se presta a ello.
¡Saludos!

9:46 p. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Muchas gracias por tus comentarios, Eva. Tienes razón en lo del turismo de arquitectura (¿se puede llamar turismo cultural?)
Me gusta mucho tu blog

8:21 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal