martes, diciembre 12, 2006

La crisis de la vivienda turística

Según un estudio encargado por la patronal inmobiliaria de vivienda turística, Live in Spain, al Grupo I, se está apreciando el inicio de una crisis en el sector de las viviendas vacacionales en la Comunidad Valenciana. El incremento del precio anual ha pasado de tener dos dígitos al 9%.
La construcción es uno de los pilares económicos de la comunidad, y dentro de esta la vivienda vacacional juega un papel fundamental, como lo demuestran las cifras. Del 1.200.000 viviendas vacacionales que hay en España 360.000 están en la comunidad, siendo la primera en número y seguida por Andalucía (327.000), Cataluña (220.000), Murcia (110.000) y Baleares (101.000). Además el ritmo de construcción se mantiene y en la comunidad se está levantando el 25% del total de casas nuevas en España.
Ante estas cifras parece ser que se está produciendo un cambio en el mercado. Están bajando los compradores extranjeros, tradicionalmente mayoritarios (ingleses, irlandeses y alemanes sobre todo) y están siendo sustituidos por el comprador nacional. Las razones, según la patronal y el estudio, está en la fuerte competencia de destinos como Croacia, Turquía, Túnez, Marruecos o Bulgaria, que "cuentan con un apoyo importante de sus respectivos cobiernos", según palabras de Manuel Gandarias, presidente de Live in Spain.
Dejando de lado que el precio de la vivienda sigue subiendo muy por encima del IPC, y por supuesto de todas las revisiones salariales frutos de convenios o no convenios que se materializan, las palabras de Manuel Gandarias me suenan a habitual y recurrente queja de patronal. Además, si nuestros competidores son los paises citados y estamos perdiendo terreno con ellos apaga y vamonos.
Yo mas bien le pediría un par de reflexiones. El nivel de construcción y ocupación de la costa está siendo brutal (que una región como Murcia tenga 110.000 viviendas es increible), los abusos urbanísticos están a la orden del día y las quejas hasta de la Comisión Europea han recorrido Europa a lo largo y a lo ancho. Personalmente me sorprende que todavía vengan estranjeros a comprar viviendas vacacionales en España.
Por otro lado, cuando un turista compra una vivienda vacacional es porque pretende volver al país, pretende repetir sus vacaciones de un modo sostenido en el tiempo. Volvemos a lo de siempre: el destino lo fideliza. Yo no veraneo en España porque haya encontrado una bonita vivienda, sino que como me gusta veranear en España busco una bonita vivienda. Tal vez deberíamos hacer algo para mejorar la estancia de nuestros visitantes y hacerles ver que en ningún sitio van a estar mejor que aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal