jueves, septiembre 06, 2007

El futuro del turismo.

El turismo está en una etapa de cambio. Ya nadie duda que nos movemos y que lo que hoy es válido mañana no servirá. Estamos evolucionando y se nota.
Ultimamente están surgiendo una serie de estudios y artículos que tratan de descifrar o al menos apuntar hacia dónde va ese cambio.
Me interesa ahora comentar 2 que hacen un enfoque distinto.




Por un lado, Karin Schmollgruber, en su magnífico blog FastenYourSeatbelts, habla de las 7 tendencias del Travel 2.0 (teneis una traducción en Rumorismo). Estas son:
-Drop marketing speak for authenticity.
-Stop online segregation.
-Connect with your online sales force.
-Become customer-centric, now.


-Educate your internal sales force.

-Monitor to excel.
-Be accessible.


Hay una tendencia a alejarse del llamado "marketing tradicional", el que busca únicamente la venta. Ahora lo importante es la sinceridad, la transparencia, el acercamiento al cliente. Se multiplican las vias de contacto a través de las que el cliente y la empresa pueden relacionarse.
El fenómeno 2.0, y su plasmación en el sector turístico, es una revolución social más que teccnológica, no se trata tanto de tener las herramientas como de que esas herramientas responden a una necesidad. El sector turístico ha de ser consciente de que no basta sólo con saber utilizar las redes sociales, los wikis o los agregadores, es necesario saber por qué y para qué se utilizan. En este sentido creo que muchos estudios y artículos centrados explicitamente en el turismo 2.0 se olvidan de su caracter social y dialogante.



Por otro lado la revista Forbes habla de 10 Travel Trends You Can't Ignore. Dejando de lado aquellas exclusivas de clases altas y a las que el turista común no tiene acceso, hay algunas que merecen comentario.
Eco-Awareness. El factor ecológico. Aquí hay una cierta hipocresía porque si se hiciera una entrevista a los turistas cerca del 90% se declararían partidarios de que el destino visitado fuera ecologicamente sostenible y tuviera programas ecológicos, aunque sólo un porcentaje mucho menor actuaría de un modo ecológicamente responsable en sus viajes.
Multi-Generational Travel. Tambien llamado togethering. El viaje en familia de toda la vida pero ahora conscientemente y con voluntad de ello. Ya sabemos el problema que tienen este tipo de grupos: si los dividimos es microtargets de edad es difícil satisfacerlos a todos, o al menos más costoso.
Adults Only Travel. Sólo para adultos. ¿Un nuevo clan para Isaac?. Este tipo de viajes suelen ser de corta duración y buscan sobre todo la desconexión del entorno social más próximo.
Vacation On The Decline. El trabajo está limitando las posibilidades de ocio. La tendencia de la sociedad actual es la de potenciar la lucha social de modo que los periodos vacacionales se han de diseminar en el tiempo en estancias más cortas o sencillamente disminuir.
Human Contac Returns. No importa que reservemos y compremos por internet, las vacaciones son periodos sociales en los que conocer otras personas y relacionarse es otro de sus alicientes. Soy de la opinión de que destinos como Benidorm hace tiempo que dejaron de tener su principal atractivo en las playas, el clima o los servicios, el principal atractivo de Benidorm es la gente que lo visita, que crea un entramado social muy atractivo que atrae a más turistas con la intención de mantener contactos, en todos los sentidos.

Sin lugar a dudas parece claro que el turismo está cambiando, la pregunta es ¿sabemos en qué dirección?.

Etiquetas: ,

17 comentarios:

Blogger Edu William ha dicho...

juan j., obviamente no puedo estar más de acuerdo en lo primero que planteas. Estamos ante un modelo de turismo basado en redes donde la informacion fluye libre y transparentemente en todas las direcciones. Creo que hay que diferenciar lo que son las herramientas de lo que es el objetivo y el concepto. Así quizás se logre un mejor entendimiento de lo que es turismo 2.0 o, lo que es mas importante, lo que subyace en el concepto y su implicación estratégica en el nuevo turismo. Creo que no lo podias haber dejado mas claro :)

Sobre el otro estudio (gracias, no lo habia leido), parecen las variables que ya se llevan barajando de manera estrategica en las tendencias del futuro del turismo en casi todos los estudios que salen...pero me quedo con la reflexión que haces del ultimo punto. El contacto humano y el ejemplo de Benidorm que comentas. Ya lo comenta J. Freire cuando habla del urbanismo 2.0 como el que debe estar a disposición para tejer una ciudad de flujos, de redes,...Esta claro que el mejor paradigma de eso, a nivel turistico, es Benidorm. Una muy muy interesante linea de enfoque.

edu

10:34 a. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Edu, creo que tú vas tambien por esa linea en tus escritos. Creo que es un error no comprender que el 2.0 es más que nada una tendencia, no un cambio tecnológico. Por supuesto que una cosa lleva a la otra y se retroalimenta de modo que al final no sabes qué es primero, si el huevo o la gallina, pero no podemos dejar de ver la perspectiva de la realidad y el objetivo final de todo este tinglado: el cliente.
Sobre lo segundo, yo creo que es un tema interesante: los destinos turísticos creados por los propios turistas del modo que indico en el artículo. Habrá que profundizar en ello.

11:44 a. m.  
Anonymous Karin ha dicho...

Gracias por el piropo y saludos desde Viena, Karin

6:37 p. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

No es un piropo, es la verdad. Gracias por la visita, Karin, es un placer tenerte por aquí :)

7:33 p. m.  
Anonymous Carme ha dicho...

Vaya post, qué bueno. Y el apunte sobre el carácter social de Benidorm, ¡genial!

En cuanto al comentario sobre el factor ecológico, tan sólo añadir que ecológico no es lo mismo que sostenible y no siempre van lo unidos que cabría esperar. Así que a la hipocresía podríamos añadir también confusión... vaya tinglado...

Por otro lado, acabo de leer una entrevista que me ha traído a la mente las cosas que escribes tú y he pensado que te lo tenía que comentar. Es una entrevista a Alain Touraine, director de la École des Hautes Études de Ciencias Sociales de París. Entre otras cosas comenta que "pasamos de una sociedad de herramientas a una sociedad de lenguaje o de redes".

Dice:
"A mí me costó mucho salir de este mundo de técnica, de movimientos sociales, de visión de la sociedad de futuro, etc.; salir de eso, salir de este cuadro de referencia y descubrir que el funcionamiento del individuo, del grupo, de la sociedad está organizado alrededor de principios totalmente distintos, no centrados en el objeto, sino en el sujeto."

http://www.uoc.edu/prensa/entrevistas/touraine.html

Por tanto, y volviendo a la pregunta que lanzas, yo no creo que los cambios más interesantes que está sufriendo el turismo sean de dirección, creo que son de enfoque.

1:09 a. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Carme, como siempre exageras en tus elogios, pero no seré yo el que te pida que pares ;)
Gracias por el enlace, lo leerá sin duda. Supongo que conoces a Juan Freire, en su blog suele tratar estos temas, sobre todo centrándose en las ciudades y su entorno, como ya comenta Edu.
Me parece muy interesante su apreciación final. Pero me asalta una pregunta, ¿ese cambio de enfoque afectará a las estructuras o sólo a los modos?

10:49 a. m.  
Blogger Rubén ha dicho...

Dios, me siento a leer estos post,...y me estalla la cabeza: objetivos, concepto estructuras, modos, enfoques,dirección,...pero lo más increible: el destino turístico creado por el propio turista.

Yo solo cambiaría el POR por el PARA.

En una sociedad post-capitalista, donde lo material pierde importancia frente a lo inmaterial (el ocio), en consumidor no entiende que los recursos intangibles, por su propia naturaleza, no pueden ser consumidos del mismo modo que los tangibles.

Este concepto tan sencillo, cambia por completo todos los objetivos, estructuras, enfoques, direcciones, modos,... del fenómeno turístico desde una concepción de marketing.

Hasta que no se pase a una visión central donde no es el cliente, sino el residente, el que debe ser tratado como un rey,... no hay nada que hacer.

2:01 p. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Rubén, yo no cambiaría el POR por el PARA, porque la idea es que hay destinos, como Benidorm, cuyos activos han sido creados parcialmente por los propios turistas. El turismo no puede ser un turismo autista, centrado en uno mismo. Incluso cuando no te relacionas con otros turistas quieres que haya más gente a tu alrededor, buscas sitios "de marcha", donde la gente se relaciona, no buscas sitios solitarios o bares vacíos. Hay un turismo que busca playas solitarias y paisajes poco explotados, pero ese es otro turismo que tiene otros escenarios.
No estoy tampoco de acuerdo en que el residente sea el rey. Cada uno ha de saber qué lugar ocupa, y evidentemente en un destino turístico la riqueza viene "de fuera", del turista.
El residente no es el rey, es un actor más.

3:47 p. m.  
Blogger Jimmy ha dicho...

Yo añadiría otra tendencia:

La compra de redes sociales por las grandes empresas turísticas y/o la creación de start ups conjuntas entre empresas que conocen el mundo 2.0 y saben dinamizar las redes sociales y otras que conocen el negocio o la tipología de cliente al que puede ir enfocado esta start up.

Y si no porqué Expedia ha comprado ya más de 5 redes sociales… quien tiene la audiencia parece por ahora que tiene el poder, pero esto no basta si no conoces a fondo como funcionan las comunidades sociales…

youlivek.com

7:49 p. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Loa mercados son conversaciones, Jimmy, como bien sabes.

12:34 a. m.  
Blogger José A. García Suárez ha dicho...

Estimado Juan J. magnífica entrada.Yo tampoco conocía el informe-artículo de Forbes. Al igual que la mayoría me quedo con tu apreciación final sobre Benidorm.

Por otra parte, echo de menos en todos estos estudios de tendencias el parecer real del turista. El oirlo directamente (que no debe confundirse con la interpretación a través de estadísticas oficiales o la opinión de proveedores de servicios en basea su experiencia). Yo creo que el turista que cada vez se desarrolla con más fuerza en este futurista siglo XXI está necesitado de expresarse, de conectar con el proveedor de experiencias (de hecho los social media en turismo son reflejo de ello). Quiere contarnos su vida y ver cómo le podemos ayudar a ser más feliz (la verdadera meta de las personas en la vida). Desde siempre se ha utilizado el turismo como terapia. Por tanto, dónde están los estudios en esta línea? Hablemos de forma interminable con esas personas que llamamos turistas,pero no para segmentarlos o encasillarlos en tipologías, sino para conocerlos por si mismos. Creo que a su vez esta será la vía del nuevo marketing: el marketing transparente, receptor y terapéutico que prescindió de la segmentación y tipologías de la demanda para marcar estrategias hacias las personas y no sus grupos impuestos.

Una vez más enhorabuena por la entrada y saludos.

PD.- por cierto te contesté al email que me enviaste a través de turismo 2.0.¿lo has leído?

1:29 a. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Hola José, muchas gracias por tu visita y tu aportación. Creo que tienes toda la razón al resaltar la importancia de la conversación permanente. Creo que estamos en el camino de desarrollarla. Edu te diría que eso ya se está dando con la existencia de las redes sociales. Tal vez sea necesario afinar un poco más en ese sentido pero imagínate si en Turismo 2.0 se apuntaran turistas, no profesionales del turismo, sino sólo turistas y comenzaran a aportar su visión de los temas que tratamos.
Creo que por ahí han de ir los tiros.
Por cierto, sí leí tu mensaje, gracias José.

11:25 a. m.  
Blogger Rubén ha dicho...

Benidorm parece la regla, cuando debería ser la excepción.

Los modelos desarrollados en la costa mediterranea, pasan por lugares "de marcha" para la población europea del norte.

Ese modelo, más que saturado, poco sustentable, y en vias de extinción, es cada vez menos rentable, aunque se empeñen políticos y administraciones en lo contrario.

Por que los empresarios alicantinos, conscientes de que la gallina de los huevos de oro se terminó, utilizan año tras año su poder como lobby para presionar a la administración autonómica a crear campañas promocionales en los mismos mercados de siempre.

Y como todo proceso de consumo, cuando un producto está saturado en un mercado, las opciones son: que desaparezca del mercado, aplicarle nuevas mejoras, o lanzarlo en un nuevo mercado menos desarrollado.

En Benidorm se intentó lo segundo con el invento de Terra Mítica y demás quistes.

Quizás ahora les quede la última opción.

9:10 p. m.  
Anonymous Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Rubén, yo creo que Benidorm es un modelo de destino sostenible, como he afirmado en más de una ocasión en este blog. Precisamente su verticalidad y concentración le hace ahorrar mucha energía en desplazamientos de recursos y su gestión del agua es modélica.
Por otro lado hay que tener en cuenta que Benidorm es un destino maduro, y como todos los destinos maduros necesitan reinventarse y añadir nuevas ofertas para ampliar mercados y targets. Terra Mítica creo que ha sido beneficiosa para Benidorm, con todos los fallos que ha tenido y los problemas de politización.
Es normal que los empresario, cuando se asocian y adquieren fuerza, constituyan lobbies de presión, yo creo que se equivocan al poner el acento sólo en la promoción pero entiendo que quieran utilizar su poder de presión.
No creo en absoluto que Benidorm sea un destino en crisis, si acaso es un destino en reconversión pero con un éxito absoluto como se ha visto este verano.

1:02 a. m.  
Blogger Rubén ha dicho...

Hola Juan,

Te voy a contar un secreto.

Hace un año, me encontraba en el stand de la Conselleria de Turisme en WTM, sentado por casualidad en una mesa.

Tenía al lado a 5 personas de avanzada edad, todos ellos españoles y con un dominio del inglés que para mí lo quisiera.

Mientras revisaba mis citas, se acercó un chico joven, que posteriormente entendí que era periodista, y les preguntó:

-"Bueno chicos decidme algo de la feria, ¿qué envío al periódico?"-

Uno de ellos contestó -"¿aun no sabes lo que has de poner? Pues que hemos venido, como hace muchos años atrás, a ver a los amigos. Aquí hace ya mucho tiempo que no hacemos nada porque los clientes ya no vienen, y los que vienen, lo hacen a través de las agencias de viajes"-

-"Eso no lo puedo poner y lo sabéis"- dijo el periodista - "Dadme una noticia".

-"Pues yo que sé"- dijo otro - "Lo que sí está claro es que todos los años decimos que no volveremos y aquí estamos, perdiendo 4 días sentados en las sillas y yendo de cenas con unos y otros"-

Después de redactar la noticia, entre muchas quejas, el periodista se largó.

Por la noche coincidí con ellos en una cena, y fue entonces cuando me enteré que los señores, eran dueños de hoteles de Benidorm.

Quizás nosotros, los técnicos, tengamos una visión de Benidorm fruto de nuestro sentimiento positivo, o negativo, hacia este destino, pero la realidad de los empresarios es bien distinta.

No podemos negar, aunque las estadísticas siempre deben ser cotejadas antes de asimilarse, que Benidorm ha tenido un lleno este verano, como la mayoría de las costas valencianas, pero como buenos técnicos, no solo debemos fijarnos en el nº de visitantes, sino compararlos con el gasto, el tiempo que han permanecido, la inversión promocional que el destino ha realizado,...

Porque que no se nos olvide que Benidorm es el destino más económico para muchísimos ingleses, alemanes, franceses y como no españoles.

Y lanzo una pregunta: ¿elegirian los visitantes de Benidorm este destino si existiera otro con precio semejante?

PD: Quedan excluidos de contestar a la pregunta los que tienen apartamentos turísticos.

Muchísimas gracias Juan por compartir conmigo estos pensamientos.

8:47 a. m.  
Anonymous Juan J. López Sobejano ha dicho...

Rubén, lo que dices es que las ferias de turismo no son lo útiles que desearíamos que fueran. Según palabras de los empresarios que tú reflejas "aquí hace ya mucho tiempo que no hacemos nada porque los clientes ya no vienen, y los que vienen, lo hacen a través de las agencias de viajes". Pues eso, que los canales de venta son distintos y las ferias de turismo son lo que son y están para lo que están: si vas malo, pero si no vas peor.
Pero ese es otro tema, de loq ue estamos hablando es del destino, de su concepción y configuración.
Benidorm, desde que me alcanza la memoria, ha tenido siempre muy mala fama, incluso entre los propios empresarios del destino. Que si turismo barato, que si hortera, que si urbanismo de cemento y ladrillo.
Esto se ha mitigado un poco y ahora se reconoce que Benidorm es un modelo de destino sostenible y, para muchos, un ejemplo de planificación urbana. Pero no se quita el sambenito de destino barato.
Posiblemente estén en lo cierto pero nadie niega el éxito del modelo. Efectivamente, como bien dices, "no solo debemos fijarnos en el nº de visitantes, sino compararlos con el gasto, el tiempo que han permanecido, la inversión promocional que el destino ha realizado". Todo esto no son parámetros que afectan sólo a Benidorm, afecta a España como destino turístico. Las vacaciones se fragmentan, se gasta cada vez menos y la inversión en promoción es alta, como en todas partes.
Está claro que debemos tratar de aumentar el gasto del visitante y captar a "turistas de más calidad" (me gusta poco esa expresión). Pero eso es un proceso lento que necesita un cambio de mentalidad... pero a nivel nacional.
Yo abogo por un cambio en la calidad del servicio, por una mejora en la gestión de RRHH y por una decidida implantación de programas de fidelización selectivos. Es decir, empezar por abajo.
Hasta entonces debemos seguir mimando al turismo que tenemos que, creeme, trae muchos beneficios a un destino como Benidorm.
Y sobre tu pregunta "¿elegirian los visitantes de Benidorm este destino si existiera otro con precio semejante?" Rotundamente SI. Ya los hay en esos destinos emergentes del Mediterraneo oriental, o en el Caribe, o incluso Marruecos u otras zonas del Mediterraneo español. Siempre es posible encontrar destinos con un precio semejante. Si la gente viene a Benidorm no es porque sea barato, que también, sino porque le gusta el destino, porque es un destino que se retroalimenta a sí mismo.
Rubén, me está pareciendo interesantísimo este debate. Gracias por hacerlo posible.

10:37 a. m.  
Blogger Rubén ha dicho...

Estimado Juan,

Cuando Benidorm apareció en el mapa como destino vacacional (que no destino turístico, porque eso son palabras mayores) nadie imaginaba lo grande que se iba a hacer, y lo pequeño que se iba a quedar.

Tienes mucha razón al afirmar que Benidorm es lo que es, y que bien estaría en invertir en una mayor calidad de servicio, en mejores RRHH y en programas de fidelización (que espero no sean simples tarjetas que guardar en las carteras).

A mí entender me parece que con el paso de los años, Benidorm se ha configurado como un destino vacacional con un target muy concreto: turismo de bajo coste de diversión nocturna.

Yo no critico el concepto, porque es el que es, lo que me parece criticable (y es lo que hago!)es que ese modelo, nacido del desarrollismo más puro, quiera parecer otra cosa que no es.

Que se hable de destino sostenible, cuando la cuestión es que no tiene más espacio (gracias a Dios) para crecer.

Que se hable de destino cuando la población local, ha sufrido durante muchos años, y lo sigue haciendo, la masificación de las calles, centros médicos, basuras, aguas, alcantarillado, luces,...

Conceptos como capacidad de carga, la estética paisajística, lo natural sobre los artificial, el uso sobre el abuso,... son conceptos no aplicables a este lugar.

Y que los técnicos, enamorados o no de Benidorm, traten de "sostener" argumentaciones que tienen perspectiva única: la económica.En fin.

El turismo, como estructura sistémica que es, está basado en dos grandes sistemas: el territorial y el sectorial, y cuya interconexión conforma lo que conocemos como "destino turístico".

Y a la vez éste se asenta en base a tres conceptos: el económico, el medioambiental y el bien común. Cualquier tipo de turismo que obvie cualquiera de los tres, se verá abocado en un sistema consumista que desgasta, generando hostilidad en la comunidad local, homogeneización de la experiencia turística, especulación y saturación.

Benidorm no se basa en estos tres pilares, más bien en uno de ellos, como muchos otros destinos.

No debemos olvidar que el valor turístico, se basa en que el destino aporta algo que es deseado(el conocimiento en que nos enriquecemos, sea de personas, lugares, culturas o historias, o el entretenimiento que proporciona la vivencia estética que significa vivirlo) y que posee cierta especificidad(algo que lo hace único).

Benidorm sí tiene un público que lo valora como deseable y único (a tus pruebas de visitantes me remito) pero mantener el argumento del modelo de Benidorm como sostenible... sabes bien que no tiene sentido alguno.

Ya me he explayado bien.

8:35 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal