lunes, noviembre 19, 2007

La atención.

El otro día, en mi entrada sobre la comunicación externa, Carme hizo un comentario que me parece muy interesante. Decía lo siguiente:
"estamos hablando de un entorno en que la información ya no es un bien escaso sino que ahora lo que escasea es la atención. Por ese motivo, creo que el enfoque al nicho tiene más sentido explicarlo desde el punto de vista de la eficiencia: el conseguir llegar a nuestro cliente y además captar su atención para que nos dedique un par de minutos; esto último es lo realmente importante."
Creo que es fundamental el tema de la atención. Estamos, como bien dice Carme, en un entorno en el que la información abunda y donde todos opinan y crean contenidos. El problema va a ser ahora no controlar esos contenidos, puesto que eso es imposible, sino conseguir que la atención se centre en nuestro mensaje.
Cabe la posibilidad, como dije en el anterior artículo, de buscar la sorpresa en la forma mediante la ironía, la risa o cualquier otro modo que toque más a los sentimientos que a la razón, para que una vez conseguida la atención el potencial cliente se fije en el contenido. Sin embargo es posible que no se de este último paso y se desvirtue toda la estrategia.
Un mensaje difuminado puede ser muy perjudicial, porque una potente manipulación lo puede colocar en el foco de la atención sin que tengamos control sobre él. Obviar esto puede ser un desastre para la reputación del producto o la marca.

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Anonymous Carme ha dicho...

Puede que conversar sea una necesidad humana.

Fíjate cómo actuamos: Te pongo un comentario y tú lo contestas y como yo sé que contestas, pues ya me tienes aquí y además con toda la atención del mundo.

Y este de la foto que se exhibía pues sólo tuvo mi atención durante lo poco que costó salir del anonimato, luego ya nada. Sin embargo tú sólo tienes que escribir dirigiéndote a mí y tienes toda mi atención. Y mira que estoy liadita estos días con entregas y otras historias, que no tengo un respiro, pero como sé que me escuchas y me hablas sobre cosas que me interesan y las valoro, pues yo aquí como un clavo.

2:19 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal