lunes, febrero 18, 2008

La importancia de los intangibles.

¿Qué es lo que hace tan deseable a Apple? ¿lo buenos que son sus ordenadores? ¿su diseño? ¿o tal vez su reputación? Pues posiblemente todo, y principalmente sus intangibles.
Los intangibles podrían definirse como aquellos activos o valores no físicos que forma parte y hacen a la empresa. Se pueden agrupar en: reputación, marca, responsabilidad social corporativa y capital humano. La importancia de los intangibles radica en que es un activo no sólo de prensente, sino también de futuro. Suponen la asunción de una determinada política y cultura enpresarial.
Apostar por los intangibles supone hacerlo por una buena imagen social de la empresa, no sólo ante los clientes, sino ante todos los stakeholders. El cuidado de la ética empresarial, la gestión del conocimiento y la comunicación, por ejemplo, posicionan mejor a la empresa en el mercado y le permite acometer acciones que sin una adecuada gestión de los intangibles sería imposible.
El problema de los intangibles es la dificultad para su comunicación. Una vez que la empresa ha apostado por la cuidada gestión de los mismos, toca comunicarlo no sólo al mercado exterior, sino también al interior (trabajadores).
El caso de Apple es un claro ejemplo de buena gestión de la comunicación externa, mientras que en cuanto a la comunicación interior el mejor ejemplo es Google, que es considerado uno de los mejores lugares donde trabajar.
Un hotel debe ser considerado un ejemplo de empresa con alto índice de intangibles. El cuidado de los mismos ha de ser una acción prioritaria, aunque sólo sea por egoismo al comprender que el mercado siempre va a preferir un hotel con una gestión responsable, valiosa y que prime la inteligencia a otra que base su política en una buena fachada formal y una deficiente estructura organizacional.

Etiquetas: ,

3 comentarios:

Blogger Elena ha dicho...

Hola, sigo este blog desde hace un tiempo, y los post siempre me resultan interesantes y acertados. Me he decidido a comentar hoy, porque este tema, que afecta de lleno a la responsabilidad corporativa creo que podría generar una animada conversación. En el sector de la hostelería se centran los "intangibles" en otros temas, y con el estricto cumpliento de la ley (igualdad, conciliación, seguridad laboral...) van tirando. Yo creo que el futuro está en la diferenciación, también como "empresas responsables", como ocurre en otros sectores. Para ello habrá que cambiar la mente de muchos hoteleros a la antigua usanza, ya que a estos temas no les ven la rentabilidad a corto o medio plazo.
Ah!, y te felicito el cumple, a riesgo de ser indiscreta o entrometida, siguiendo el consejo de Albert Barra.

12:21 p. m.  
Blogger Juan J. Lopez Sobejano ha dicho...

Elena, gracias por la felicitación :)
Sobre lo que comentas creo que tienes toda la razón, pero como en tantas ocasiones los empresarios sólo se moverán si ven beneficio, bien económico o bien de imagen. Todo pasa porque los clientes empiecen a preferir empresas responsables.
Ya pasó con la sostenibilidad, que cada vez había más clientes que pedían a sus hoteles que fueran respetuosos con el medio ambiente.
Yo creo que al final tendrán que hacerlo.

2:48 p. m.  
Blogger Rafael Martínez ha dicho...

Juan,

lo malo de los intangibles es que son muy difíciles de medir o dimensionar. Y vete tú a explicar que en el éxito de la gestión tienen mucho que ver estos intangibles.

Como siempre, busco un poco la vuelta, aunque, como siempre, estoy totalmente de acuerdo contigo, otra cosa es que lo estén quienes deben estarlo.

Saludos

7:27 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal