miércoles, febrero 21, 2007

Hay que controlar los tiempos

Hoy he recibido una amable carta de ONO. Es un folleto titulado Guia de Primeros Pasos. En ella me explican cómo será la instalación, qué vendrá reflejado en la factura y otros detalles interesantes que deberé saber en mi relación con ONO. Lo malo es que yo ya estoy conectado a ONO desde hace varios meses.

Uno de las mayores problemas de las estrategias de marketing es que hay que ponerlas en práctica, y si se hace mal no importa lo buenas que sean sobre el papel. Saber cuando se han de llevar a cabo las acciones concretas es fundamental, y tener los suficientes reflejos para paralizar una acción cuando su momento ha pasado también.

Cuando leímos la carta mi mujer dijo: "dan ganas de salirse, si son incapaces de controlar esto cómo serán para lo demás". Una buena acción a la basura por una mala ejecución.

Supongamos que ejecutamos acciones de este tipo en un hotel, que hemos decidido mandar información sobre el hotel y el destino a todos aquellos que hagan sus reservas a través de nuestra página web. Pero luego resulta que esta información les llega cuando han terminado sus vacaciones y están de nuevo en casa. Lo normal es que genere un efecto contrario al deseado, por una mala ejecución temporal de la estrategia.

Hemos de procurar que la diferencia entre lo diseñado y lo realizado sea mínima. Hemos de ser realistas con nuestras posibilidades. Y honestos con nuestros clientes. Hemos de tener la capacidad de reaccionar y rectificar a tiempo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal