jueves, enero 04, 2007

Es bueno reconocerlo

Decíamos ayer (como quien dice) que una de las ventajas de las estructuras empresariales dinámicas que proponemos era la mayor facilidad para el flujo de información. También señalábamos que uno de los principales problemas para su implantación era la reticencia de los líderes a ceder poder y escuchar a quien está, en teoría, en un escalón inferior al suyo.
Sobre esto The Ken Blanchard Companies ha realizado un estudio, según recoge la revista Marketing & Ventas, en el que el 82% de los directivos reconoces fallos propios de comunicación con miembros de su equipo, el 81% reconoce que ha de mejorar su capacidad y predisposición a escuchar y fomentar la participación y el 76% reconoce que está utilizando un tipo de liderazgo que no es el que la empresa, el equipo y la situación requiere.
Es decir, parece ser que reconocen sus errores. Vale, magnífico, ¿y ahora qué? ¿Cambiamos? ¿Nos quedamos como estábamos tras este ataque de sinceridad?
A veces este tipo de movimientos de sinceridad me recuerdan a ese ministro que tras un error garrafal de su equipo sale en rueda de prensa para decir que asume todas las responsabilidades y pasa al siguiente tema sin hacer nada más. Si asume las responsabilidades dimita o bajese el sueldo o castíguese con una fusta, pero no lo deje todo en una frase hueca y sin contenido.
Sabemos que lo estamos haciendo mal en la gestión de las empresas turísticas (bueno, lo dejaremos en regular), ahora toca arremangarse y empezar a trabajar por el cambio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal