martes, enero 09, 2007

La responsabilidad


Responsabilidad es un concepto que parece que está en desuso dentro de la gestión empresarial. No me estoy refiriendo a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), que considero más una estrategia de marketing que otra cosa, aunque con evidentes buenos resultados para la sociedad.
Yo me refiero más a la responsabilidad personal, al compromiso que adquirimos cuando trabajamos en una organización con la misma organización y con nuestros clientes, tanto internos como externos.
La Real Academia Española de la Lengua tiene varias acepciones para Responsabilidad. Son interesantes sobre todo la 3ª y la 4ª. Según la 3ª acepción Responsabilidad es "cargo u obligación moral que resulta para alguien del posible yerro en cosa o asunto determinado", y según la 4ª "capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente".
Es interesante integrar ambas definiciones para llegar a la conclusión de que la Responsabilidad es un cargo u obligación moral que adquirimos como consecuencia de una acción que ejecutamos libremente según una capacidad previa a dicha acción que nos permite preveer estos posibles cargos.
Se trata por tanto de ser consecuente con nuestros actos. Sé que es principalmente un concepto moral pero creo que casa perfectamente con este nuevo turismo de calidad y enfocado al cliente que últimamente estamos predicando.
Es necesario señalar que la Responsabilidad ha de ser solicitada a todos los agentes que intervienen en un una transacción económica o es una relación laboral, y sobre todo en empresas turísticas. A los trabajadores porque han de ser conscientes de que son la imagen de la empresa en su relación con los clientes y han adquirido un compromiso con la empresa en virtud de un contrato y con los clientes en cuanto que tales; a los mandos y directivos porque no es posible una relación adecuada con sus clientes internos sin la confianza que otorga predicar y ejercer la responsabilidad para con sus trabajadores, y otro tanto ocurre con sus clientes; y por último por parte de los clientes porque, independientemente de las obligaciones estrictamente monetarias que adquieren al contratar una estancia, han de asumir una serie de compromisos para la buena convivencia con los demás clientes y con la organización.
Ahora mi pregunta es: ¿cuantos de vosotros conoceis empresas en las que la Responsabilidad sea una norma que rija la convivencia y el funcionamiento de la misma?.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal